Ideas para peques

Para los que están cansados de hacer siempre lo mismo, aquí encontrareis ideas para compartir con los peques

Niños que no comen

on 9 mayo, 2013

Después de recibir una pregunta acerca de los niños que no comen en la escuela, en este caso concreto eran de 1 a 3 años, vamos a intentar dar ideas para encontrar una solución.

Primero de todo tenemos que intentar que el momento de la comida no sea un drama, es decir, hay muchos niños que ya tienen integrado que no quieren comer y cada vez que ven que se acerca ese momento para ellos es algo horrible, empiezan a llorar, a protestar, a decir que se quieren ir a casa… Eso en el caso de los que lo expresan, otros simplemente se sientan delante del plato con los brazos caídos y no hay forma de hacerles comer.

Para intentar evitar esto debemos explicarles que es la hora de comer y que tienen que comer aunque sea un poco, es importante que no sientan que nos angustia que el niño o la niña no come, porque sino lo utilizaran para llamar nuestra atención.

Debemos empezar por pequeñas cantidades, que no vean que hay un plato enorme de comida delante y menos si es algo que no le gusta.

Cuando ya hemos puesto poca comida nos sentamos a su lado o simplemente le prestamos mas atención y le ayudamos a que coma el primer trozo o la primera cucharada y nada más que consigamos que se la coma, tenemos que celebrarlo, aplaudiendo, diciendo que es un niño mayor, que bien que lo ha hecho… e intentamos que vuelva a comer un poco mas. Que nos dice que no, repetimos lo mismo que antes, si conseguimos que lo coma otra vez le hacemos una fiesta.

Si por el contrario no quiere seguir comiendo le dejamos un rato y nos dedicamos a los otros niños, sin decirle nada, sin darle importancia y sobretodo sin mostrar signos de desespero.

Cuando haya pasado un rato lo volvemos a intentar, que no funciona y no quiere le damos el segundo plato y repetimos lo mismo de antes y lo mismo con el postre.

Cuando todos los niños hayan terminado de comer le levantamos haya terminado o no y le decimos que estamos contentos porque ha probado la comida y tenemos que intentar conseguir que se sienta importante por lo positivo, comentar al resto de educadores  que la ha probado y que le feliciten.

Al día siguiente repetiremos lo mismo intentando que coma un poco más, pero lo mas importante de todo es que no note que no comer nos pone nerviosos.

Otra opción que tenemos es preguntarle cuanto quiere, sólo los primeros días, y nos dirá que poco o solo un par de trozos o una cucharada… cuando se haya comido eso le felicitaremos porque ha comido todo lo que ha dicho que se comería y día a día le iremos poniendo más porque  es un mayor y tiene que crecer.

Si en lugar de en la escuela estamos en casa, ayuda que nos vean preparar la comida o que nos ayuden en lo que sea, en ponerle la sal, en batir un huevo… en pequeñas cosas, al sentirse partícipes de la elaboración muchas veces se sienten más a gusto comiéndolo porque lo han hecho ellos.

Todo esto es algo muy lento y no funciona de un día para otro, pero doy fe de que funciona con casi todos los niños.

 


Deja un comentario